Existen más de un billón de smartphones en el mundo hoy en día. Y se calcula que cada año hay mucha más gente que accede a Internet a través de estos, que de los llamados ordenadores de “escritorio”. Estudios como el de Google "Our Mobile Planet: Global Smartphone Users" dan muestra de ello.

Consecuencias negativas de no tener una web adaptada a móvil.

Sin embargo, de todas las websites creadas en el mundo, tan solo un 11 % de ellas, están optimizadas para dispositivos móviles, es decir, son mobile-friendly. Esto provoca que la experiencia de los usuarios que acceden desde sus smartphones a alguna de las webs no adaptadas que componen el otro 79 %, resulte frustrante y reduzca su tráfico.

Los principales inconvenientes que presentan las websites no adaptadas para la navegación móvil son tres:

  • El formato: Al no adaptarse a la resolución ni tamaño de pantalla adecuados, obligan al usuario a utilizar constantemente el zoom o un interminable scroll.
  • La tecnología flash no se visualiza y el hecho de que tu web esté hecha en HTML sólo significa que será visible, no implica que esté optimizada.
  • El tiempo de carga: Las web adaptadas a móvil cargan más rápido.

La publicidad también se vuelve mobile-friendly

Además de estos problemas, las nuevas tecnologías móviles han dado lugar a un fenómeno emergente. Los mercados están evolucionando constantemente y la publicidad no es una excepción. Estas nuevas tecnologías de las que hablábamos se pueden aplicar al mercado de la publicidad tanto como a cualquier otro. En ellas se incluyen tanto los viejos y buenos SMS hasta las redes sociales, sistemas de geolocalización o códigos QR.

¿Cómo ayuda la web mobile a los anunciantes?

  • Geolocalización: Permite una publicidad localizada, es decir, ser capaces de llevar a cabo campañas enfocadas a un territorio concreto.

  • Una web móvil permite crear landing pages y cupones. Otorga la capacidad de enviar mensajes y promociones basados en el comportamiento online de los usuarios. Las landing pages pueden enlazarse a través de click-to-action a una plataforma de pago donde adquirir el producto que se está promocionando o bien incorporar un formulario de inscripción o contacto.

  • Códigos QR, leídos desde un dispositivo móvil, pueden enviar a un paseante casual a tu website. Además, permiten enriquecer tus mensajes de forma que el código QR albergue un vídeo con formato adaptado a móvil, cupones de SMS, páginas móviles personalizadas y mucho más.

Más hombres que mujeres disponen de un smartphone, muchos de los cuales están en edades comprendidas entre los 18 y los 35 años. Esto permite a las campañas de publicidad ser más específicas en cuanto a la edad y el género.

Lo más leído de nuestro Blog