Más de cien personas compartan contigo sus curiosidades, actividades, links y opiniones a través de Twitter. Cientos de amigos en Facebook suben fotos, comentan lo que les apasiona, les molesta, sus vacaciones en la playa o la terrible tormenta de nieve. Hablas por Skype sobre mi fin de semana, el próximo viaje y las tareas pendientes de trabajo. Sí, todas estas herramientas te comunican e informan con otros y aunque el trabajo de todo freelance depende de ellas, en ocasiones se vuelven tus enemigas cuando quieres ser realmente productivo.

Seguramente has iniciado la semana realizando una lista de prioridades, y en ocasiones las cosas no siempre resultan como deseamos. Pero, lo importante es no rendirnos, evaluar y volverlo a intentar. Las herramientas de trabajo pueden ser un problema al momento de concentrarte en tus prioridades. Las redes sociales son importantes para el trabajo, pero para producir más debes conectarte menos y de forma inteligente.

Usa inteligentemente el tiempo y las herramientas

En cuanto a trabajar en Internet se refiere, es fácil caer en la trampa del exceso de trabajo y falta de tiempo. Por alguna razón, una persona sentada frente a una computadora, aislada del mundo y su entorno, se ha convertido en la imagen de la producción y el trabajo. Pero, no podemos negar que muchos pasamos conectados más de 10 horas y no precisamente estamos ganando dinero.

  • Prioridades: antes de encender tu computadora, mentaliza tus prioridades del día. Porque en ocasiones, cuando no tenemos un objetivo claro, nos podemos sentar frente a la computadora, navegar sin parar y luego de cuatro horas no has producido nada.

  • Conexión inteligente: existen trabajos para hacer en la computadora de forma offline. Empieza con esas tareas que no requieren de conexión y luego al conectarte procura hacerlo de forma inteligente, de esa manera aprovecharás mejor tu tiempo.

  • Herramientas productivas: dentro de esa conexión inteligente, puedes dedicar tiempo a descubrir herramientas que te permitan mejorar tu productividad.

  • Consumir menos y producir más: confundimos la idea de estar bien informados, creyendo que hay que leerlo todo. Nos suscribimos a todo lo que nos parece interesante, pero quizás no sea lo más importante. Pasamos un gran tiempo en nuestro email o nos resulta indispensable revisar los links que se comparten en las redes sociales. Si bien es bueno adquirir información y conocimiento, también es indispensable ser nosotros los generadores de nuevas ideas.

Para algunas personas el uso de las redes sociales es un peligro para la productividad, pero no podemos ser radicales, en este medio son útiles herramientas que facilitan nuestra comunicación y hasta son un medio para emprender nuevos proyectos, lo importante es ser inteligentes en su uso, responsables con nuestras prioridades y no engañarnos a nosotros mismos con el uso que les damos.

Lo más leído de nuestro Blog