Mucho se ha estado hablando últimamente sobre la web móvil como algo contrario a la web “real”. Esto nos lleva a pensar que Internet móvil es un concepto separado de Internet tal y como lo conocemos, incluso si se trata de una solución temporal que encabeza la unificación de ambas.

Adapta tu sitio web

No hay duda de que la navegación desde dispositivos móviles funciona de forma distinta a los ordenadores de escritorio y por ende, las búsquedas difieren entre unos y otros. De esta forma, cuando accedes a Google usando un smartphone, no estás accediendo a la misma versión de Google que cuando escribes Google.com en tu navegador estándar.

Esta versión distinta de Google, detecta que estás navegando desde un dispositivo móvil por lo que dará prioridad en sus resultados a aquellas webs que estén adaptadas a móvil. Esto no significa que otras webs no hayan sido indexadas y aparezcan en los resultados.

Si se accede a un sitio web que no está optimizado para las visitas móviles, puede no ser capaz de verse correctamente en tu smartphone. Existen “plugins” que corrigen este inconveniente, pero la mayoría ofrecen opciones muy limitadas.

Opciones para optimizar el contenido

Básicamente, Internet es Internet. El problema que queda es cómo ver todo este contenido desde cualquier dispositivo. Hay varias opciones para tener la mejor experiencia de navegación posible.

La primera sería construir sitios web separados para el móvil y la versión normal. La versión móvil todavía puede tener todos los contenidos incluídos en la versión normal, pero simplificados para una mejor navegación. Por ejemplo, acabar con todos los elementos de Flash o imágenes pesadas y reducir la cantidad de texto.

Es importante también, cuando se está construyendo un sitio web para móviles, tener en cuenta los diferentes sistemas operativos y dispositivos en el mercado (iOS, Android, Windows Phone, Symbian, etc.), testearlos siempre con la última versión, así comprobaremos que efectivamente pueden visualizarse desde cualquier dispositivo.

Crea una web inteligente

Hay quienes piensan que esta solución de páginas web por separado puede ser confusa e ineficaz, ya que aparecerán como contenidos independientes en los distintos navegadores. Nada más allá de la realidad. Puedes tener lo mejor de los dos mundos si simplemente se añade la url de la versión de escritorio (midominio.com) para redirigir a la versión móvil (m.midominio.com o midominio.com/mobile).

De esta forma, el sistema mostrará la versión móvil siempre que un usuario acceda desde un dispositivo de este tipo. Un enlace externo o botón en la web móvil permitirá que el usuario escoja ver la versión de escritorio, es decir la versión estándar de la web desde su dispositivo móvil, si lo desea.

Para aquellos que sigan pensando que esta opción es irresponsable, la solución vendría de la mano al crear un único site que se adapte a cualquier dispositivo, tamaño y resolución. La conocida como Responsive Web Design. Con los actuales desarrollos en los estándares de Internet (W3C), esto se está convirtiendo en la solución con más adeptos.

Resuelve la problemática de tener dos websites diferentes con el mismo contenido, nos ahorra tiempo y dinero. En cualquier caso, lo cierto es que la navegación móvil es más restrictiva que la navegación de escritorio y está imponiendo sus limitaciones a la website “real”, obligando la optimización y simplificación del contenido y diseño.

[Fuente original: The Mobile Web vs. the Real Internet]

 

Lo más leído de nuestro Blog