En Linkedin, tus contactos directos o de primer nivel de relación, representan entre 0,01% y el 0,03% del total de profesionales que forman parte de tu red. Esto implica que las oportunidades profesionales, del tipo que sean, no se encuentran, y mucho menos se limitan, a los profesionales que conoces, sino, y muy al contrario, se encuentran entre profesionales que, probablemente no conoces, es decir, aquellos que pertenecen a tu segundo y tercer nivel de relación.

Por este motivo es importante que seas consciente de que Linkedin es, entre otras muchas cosas, un mapa profesional que te indica cómo llegar a los profesionales que no conoces, pero que te interesan porque son clave en tu proyecto profesional, a través de gente que conoces.

En este post te cuento algunas utilidades de Linkedin que te van a ser de gran ayuda para gestionar tu red de contactos de manera ventajosa.

¿Qué significa, en LinkedIn, gestionar contactos?

Comencemos por el principio, “gestionar contactos”, en la época de las redes sociales, no significa, nunca más, mantener viva tu actual red de contactos profesionales. Este es un concepto pre-red, en donde la única red que existía eran los profesionales que conocías y te conocían. El objetivo aquí, y el mayor de los esfuerzos, era invertido en mantenerla activa, “viva”, es decir, en que esos contactos no “murieran” y se “perdieran”.

Ahora, en cambio, gracias a redes como Linkedin, los profesionales nos mantenemos en contacto casi de forma automática, sobre todo, si compartes contenidos en la red. Aunque haga mucho tiempo que no ves a alguien concreto, cuando coincides y tratas de ponerle al día, en muchas ocasiones te dice: “No te preocupes, estoy al tanto de lo que haces por el Linkedin ese”.

En fin, que ahora, “la gestión de contactos”, no centra sus esfuerzos en mantener viva la red. El esfuerzo, el objetivo ahora, (ya que más del 99,7% de los miembros de tu red se encuentran más allá del primer nivel de relación), ha de centrarse en crear nuevas relaciones que te acerquen al logro de tus objetivos profesionales.

Observa los dos factores que conforman la nueva definición. Por un lado, “crear relaciones nuevas” y, por otro, que esas relaciones “hagan más real la posibilidad de conseguir tus objetivos”.

Tu pirámide de relación en LinkedIn

Observa la imagen de abajo. Se trata de una representación gráfica de una red de contactos en Linkedin. En la parte superior, tenemos los contactos directos o de primer nivel, en el centro, se encuentra el segundo nivel de relación, es decir, los contactos de nuestros contactos directos y, ya en la base de la pirámide, encontramos los contactos de tercer nivel, que son los contactos de la gente de tu segundo nivel de relación.

Pirámide de relación1

 

Linkedin, como ves, nos abre nuevos territorios de contactos que, como ya hemos dicho, suponen más del 99,7% del total de tu red. Conocer los sectores, las empresas, los profesionales que en ellos se encuentran es clave para generar esas relaciones nuevas, objetivo primordial que define esta nueva forma de gestionar contactos.

Ya has visto como el primer nivel de relación, representa entre el 0,01% y el 0,03% del total de tu red. Siendo esto así, ¿pueden las oportunidades profesionales residir en ese nivel de relación?

Supongamos que trabajas en el área de marketing o que, simplemente, son los directores de marketing los que pueden estar interesados en tus servicios y/o saber-hacer profesional. Ejenplificando: realizamos la búsqueda de “Director de marketing” y, en el menú de la parte izquierda ,aunque en el primer nivel, esto es, entre tus contactos directos, aparecen 131 directivos, es en el 2º y en el 3º nivel de relación, en donde aparece la gran mayoría. Si haces los cálculos, esos 131 contactos directos, suponen el 1,47% del total. Por tanto, la red extendida supone el 98,53% de los resultados y, por ende, de las oportunidades de negocio o contratación.

Ahora, creo, se ve de forma más clara, lo que decía hace un rato: “que las oportunidades no se encuentran en el primer nivel de relación, sino más allá del mismo”. También ahora, se puede entender mejor que, en Linkedin, “gestionar contactos”, significa “crear relaciones nuevas para generar nuevas oportunidades”.

Si quieres conocer la definición que Linkedin hace de la red de contactos y sus diferentes niveles o grados de relación, haz click en este enlace de su centro de ayuda.

La fortaleza en la gestión de contactos procede del contacto común

Pero, entonces, ¿qué papel juegan los contactos directos, si las oportunidades están más allá de ellos? Pues bien, los contactos directos son los profesionales que te pueden “abrir puertas”, referenciar, recomendar, presentarte, “ponerte en contacto”, nunca mejor dicho, con ese directivo que no conoces pero que puede ser clave para tu proyecto profesional.

Observa, que tu segundo nivel, está compuesto por profesionales que no conoces, pero que son contactos de profesionales que conoces, o debieras conocer, al menos, en un porcentaje elevado.

El éxito de la gestión de contactos, es decir, de la creación de nuevas relaciones profesionales que pueden generar nuevas oportunidades, procede, precisamente, de ese contacto común, de la confianza que ya existe entre ellos y que, de alguna manera, se transmite al profesional que es presentado o introducido al directivo objetivo de interés.

No hay mayor error que, una vez localizado el directivo que interesa, no aprovechar la fortaleza de las relaciones ya compartidas entre ambos, y hacer caso omiso de los contactos que nos pueden facilitar el acercamiento.

De hecho las llamadas “Presentaciones”, recurso que Linkedin pone a tu disposición para sacar partido a los contactos compartidos, son recursos infrautilizados.  A través del mismo, puedes enviar un correo al contacto común, contacto que podrá o no facilitarte el llegar al directivo objetivo. Si lo facilita, el directivo objetivo podrá ver tanto el correo que recibe como el mensaje inicial enviado al contacto compartido.

Linkedin como mapa profesional

La página de búsqueda avanzada de gente, es la herramienta clave para localizar a tu target directivo.

Cada criterio de búsqueda es, al mismo tiempo, un criterio de segmentación que te va a ayudar a localizar a los profesionales que te interesan. Te animo a que la estudies detenidamente y a que “juegues” con ella, experimentes con supuestos objetivos inventados. Y es que, si Linkedin es un mapa profesional, esta página es la “brújula” que te permite seguir el camino correcto.

En la parte superior, se encuentra el campo “Relación” y que, dentro del mismo, tienes cada uno de los niveles de la pirámide que ya hemos comentado. Pues bien, si el 2º nivel, es el más valioso de cara a nuestro objetivo, ya que se trata de profesionales que no conocemos pero con los que compartimos contactos que nos pueden presentar, marca ese 2º nivel para focalizar la búsqueda en ese “grupo” de contactos profesionales.

Supongamos que te interesa conocer los contactos, con nombres y apellidos, que te ayudarían a entrar en una empresa objetivo como Unilever, en concreto, dentro del área de marketing.

En el campo “Relación” seleccionaremos los diferentes niveles de interés, en el campo “Empresa actual” hemos introduciremos el nombre de la empresa, en el campo “Cargo” introduciremos una palabra clave que define el área funcional de interés, en este caso, “Marketing”, y en el campo “Ubicación” definiremos el país o la ciudad que nos interesa.

Lo que obtendremos en esta sencilla búsqueda es, nada más y nada menos, que el nivel de interlocución que puedo alcanzar dentro de esta empresa objetivo, así como, los contactos comunes que me pueden introducir o presentar. De nuevo, como ves, el mapa en todo su esplendor para que puedas llegar, a través de profesionales que conoces, a profesionales que no conoces, dentro de una empresa objetivo, y que son importantes en tu proyecto profesional.

LinkedIn como mapa profesional también para acercarte a una oferta de empleo

Por último, comentarte que, también, cuando buscas empleo, Linkedin es ese mapa que te ayuda a definir y localizar cuáles de tus contactos profesionales pueden ayudarte a conseguir esa posición.

Como ves, Linkedin es un mapa profesional pero, como todo mapa, solo cuando defines tu destino, (empresas, funciones, posiciones y/o directivos), empieza a tomar sentido como herramienta.

Se trata, en todo momento, de llegar a tu objetivo, de forma referenciada, apoyándote en los contactos comunes. Por esto lo considero un mapa, un mapa del tesoro, diría yo, porque te muestra, con nombres y apellidos, no solo el nivel de interlocución al que puedes llegar, sino también, el conjunto de contactos comunes que pueden introducirte, presentarte, facilitando la llegada de una forma eficaz.

Fuente: http://www.exprimiendolinkedin.com/2015/02/usar-linkedin-como-mapa-profesional/

Autor: Pedro de Vicente

 

 

 

Lo más leído de nuestro Blog