Por Kendra Gaines.

Queremos compartir este excelente artículo de la diseñadora Kendra Gaines.

Cuando tenía alrededor de 16 años, comencé a trabajar como freelance para el diseño gráfico a través de una pequeña organización sin fines de lucro. Necesitaban algunos carteles y portadas de libros, y pensé que podría hacerlo con bastante facilidad. Manejé las cosas bien para mi edad e hice un par de dólares para poder comprar zapatos para los primeros días de escuela. Mientras continuaba haciendo esto, me di cuenta de que realmente me gustaba el trabajo e incluso me interesaba hacer un poco de diseño web. No podría ser muy diferente, ¿verdad?.

Configuré una tienda en línea y busqué clientes. Conseguí algunos y de inmediato me di cuenta de que no iba a manejar esto tan fácilmente como mi trabajo de impresión. Había tantas cosas que tenía que hacer y tanta información que necesitaba saber sobre la web en general... Obviamente estaba mal preparada. Hasta hace aproximadamente 3 años, estaba muy lejos del diseño web simplemente porque era muy agotador.

Avance rápido hasta hoy y tengo una nueva perspectiva del diseño web. Muchas de las dificultades que tuve que enfrentar con mis clientes, pensé que podrían solucionarse de varias maneras. Hoy repaso mis errores y veo lo que podría haber hecho mejor. Aquí hay 7 grandes errores que cometí y que intento no hacer ahora.

No tener en cuenta el papeleo

Somos creativos y tendemos a hacer cosas creativamente. Desafortunadamente, eso significa que algunos de nosotros nos olvidamos de contratos, informes, propuestas, etc. Sin embargo, esta es una de las cosas más importantes que podría tener como diseñador de cualquier tipo. Su documentación le permite un punto de referencia con los clientes cuando las cosas empiezan a salir mal.

Los contratos son realmente difíciles si no tienes un abogado. Los resúmenes son típicamente algo que el cliente presenta. Debido a que trabajo con empresas más pequeñas, normalmente escribo propuestas (al igual que las ofertas). En estas propuestas reviso todo el proceso de principio a fin. También incluyo las características de diseño que quisiera implementar y cualquier otra recomendación.

Al final de mis propuestas, también incluyo una lista de precios. También doy opciones de artículos (por ejemplo, diseño web solamente y diseño web con desarrollo de WordPress). La idea es ser lo más claro y conciso posible. Una vez, estamos de acuerdo, seguimos adelante y tengo una factura.

Todo esto me permite mantener el rumbo, aclara el proyecto y me da la oportunidad de revisar las cosas si hay alguna discrepancia. Esto es extremadamente importante en el diseño web, especialmente si está intentando ejecutar esto como un negocio lucrativo.

Primeros borradores pocos detallados

He hecho esto antes y no hace nada más que hacerme retroceder. Hay ocasiones en que se vence el plazo de mi primer borrador o simplemente estoy arrastrando los pies sobre un proyecto. Abrí Photoshop y simplemente lancé cosas. No nombro mis capas, hago una cuadrícula o incluso hago muestras.

Esto es un gran error. Muchas veces asumo que al cliente puede no gustarle y querer otro diseño. Rara vez sucede eso, casi siempre quieren cambios menores. El problema es cuando es el momento de hacer estos cambios, nada está en orden y termino agregando aún más tiempo para rediseñar y arreglar cosas.

Incluso si estás cerca de una fecha límite,  recomendaría tomarse su tiempo incluso en los primeros borradores. Son importantes. También le diría que se asegure de que cada parte de su trabajo y proyecto esté organizado, especialmente si entregas los productos editables. Nombra tus capas, crea muestras y mantenlo claro y conciso.

No realizar un bosquejo

Después de cierto tiempo, empiezas a creer en ti mismo como diseñador web. A veces, incluso puedes comenzar a pensar que no necesitas esbozar tus ideas. Simplemente abrirás Photoshop o incluso tu editor de código y te sumergirás de inmediato. Puede ser bueno, pero eso es solo una mala idea.

El boceto te permite cometer errores y descubrir sus soluciones sobre la marcha. Ir directamente a tu primer borrador no necesariamente te permite eso. Dibujar te permite superar cualquier tipo de bloqueo creativo. A veces simplemente no lo ves en la pantalla y lo haces en papel, donde puedes borrar y editar sobre la marcha, sabes que no tiene que ser perfecto allí.

Además de creativo, esbozar tus ideas te permite descubrir cómo puedes ver este diseño web de manera receptiva. Muchas veces acabo de crear un sitio de escritorio normal y espero lo mejor. Al extraer las ideas, realmente puede obtener otras sobre cómo el cliente desea que se vea su trabajo en todos los tamaños. Hacer bocetos es una gran manera de reunir pensamientos.

Pruebas inadecuadas

Una de mis partes menos deseadas de diseño y desarrollo es la fase de prueba. Es un paso fácil de querer omitir porque casi siempre es la parte donde la mayoría de las cosas salen mal. Todavía me resulta sorprendente cómo un sitio web puede verse perfecto en un navegador y horrible en el siguiente. Debido a esto, tenemos que hacer pruebas exhaustivas para asegurarnos de que funcione en todas partes.

Hay muchos atajos para este paso que incluyen parches y sitios web que actúan como diferentes navegadores. Sin embargo, descubrí que la mayoría de estos no funcionan y pueden terminar empeorando la situación.

Si estás probando la capacidad de respuesta o solo en todos los buscadores, intenta asegurarte de tener muchos de estos disponibles. Para evitar muchas pruebas, asegúrate de que tu diseño y su código sean perfectos de antemano. Un buen diseño y código limpios pueden ser de gran ayuda.

Aprendiendo mientras aprenden

Tenemos que implementar algo nuevo en nuestro diseño que nunca hemos hecho antes. Entonces, lo investigamos y parece que no puede ser tan difícil de hacer. Correcto?.

No, Incorrecto. Aprender sobre la marcha nunca es la mejor idea, especialmente si estás trabajando en algo con una fecha límite, para un cliente y / o con un compañero. La razón es porque la mayoría de las veces no lo comprendemos bien. Claro que podemos copiar y pegar código, pero cuando no funciona o se mezcla con otra cosa en un diseño, probablemente no seamos tan hábiles para solucionarlo.

Obviamente, no estoy diciendo que no debas aprender nuevas habilidades. Aprende todo lo que quieras, pero en tu tiempo libre. Cuando necesites hacer algo sobre la marcha, trata de encontrar a alguien que sepa lo que está haciendo. Lo harán más rápido y mucho más efectivo de lo que tu puedas. Y cuando todo esté hecho y sea perfecto, incluso puedes pedirle a esa persona que te enseñe algunas cosas.

Reinventando la rueda.

A los diseñadores les gusta pensar en sí mismos como solucionadores de problemas. El diseño es nuestro método para tratar de arreglar las cosas. Por ejemplo, si el sitio web de un cliente no se está convirtiendo como debería, echaremos un vistazo y recomendaremos algunos cambios. Así es como (deberíamos) operar.

Cómo solucionamos el problema es lo que nos hace a todos diferentes. Nos esforzamos por encontrar las soluciones correctas de una manera innovadora. Sin embargo, muchos diseñadores cometen el error de tratar de ser demasiado innovadores y creativos al tratar de reinventar la rueda o idear nuevas soluciones.

Por supuesto, esto no es absoluto, pero el punto es que hay soluciones para todos los problemas, solo tiene que encontrarlos. Si el sitio web no se está convirtiendo, no tienes que crear un nuevo script o fragmento de código. Podría ser tan simple como un botón o una llamada a la acción.

Podemos mostrar nuestra creatividad a través de la ejecución de las ideas. Apple no inventó el reproductor de MP3 pero lo ejecutaron mejor que nadie.

Sobre-diseño

Es importante que no hagas un exceso de diseño. Lo que quiero decir con esto es que abarrotar tus páginas, tener demasiados colores y hacer que las cosas sean confusas.

Como los diseñadores resolvemos problemas, queremos hacerlos de una manera que sea estéticamente agradable. La tarea es asegurarnos siempre que nuestros diseños sean legibles y fáciles de usar. Como digo una y otra vez, quieres diseñar de una manera que sea intuitiva; simula que alguien nunca ha visto un sitio web y diséñalo para esa persona.

Conclusión

Parece que hay muchas reglas para diseñar en la web. Sin embargo, solo se trata de ser inteligente con tu flujo de trabajo y tu diseño. Es raro obtener un proyecto de diseño web donde las cosas funcionen sin problemas, ya que es solo la naturaleza de la industria. Sin embargo, estas son solo formas de asegurarse de que puedas hacer todo lo humanamente posible de tu parte. ¿Qué errores has cometido en el pasado que intentas evitar? ¿Qué errores ves que hacen otros?

Fuente: https://www.webdesignerdepot.com/2014/01/7-simple-mistakes-youre-probably-making/

Traducción: Fabián Pérez

Lo más leído de nuestro Blog